Café Cantante


          En el mes de Marzo de cada año, celebramos en "La Casa del Folklore", el Café Cantante. En él, podéis disfrutar de auténticas lujurias gastronómicas, de cualquier tipo de bebida, de buena música y buen ambiente en nuestra compañía. No dudéis en asomaros si tenéis la oportunidad.



A continuación podéis ver el cartel del Café Cantante para este año:

"En preparación"


            Un café cantante era un tipo de local de ocio donde, además de despacharse bebidas, se ofrecían espectáculos de cante, toque y baile flamenco. Estos locales tuvieron su mayor auge a partir de mediados del  siglo XIX y hasta entrada la segunda década del siglo XX.


           Los cafés cantantes solían tener todos el mismo estilo decorativo: Paredes decoradas con espejos y carteles taurinos, en un salón amplio con mesas, al fondo del cual se encontraba el tablao donde los artistas ofrecían sus espectáculos. Los   cafés cantantes supusieron un cambio trascendental en la forma en que este arte del flamenco era transmitido. A partir de la apertura de los cafés cantantes, el flamenco pudo abrirse al público en general, lo que le reportó una mayor presencia en la sociedad, además de acercar a un importante número de aficionados al conocimiento del arte del flamenco. En muchos casos, esta "democratización" del flamenco provocó que estos locales fueran lugar de encuentro de las clases sociales más bajas, alcanzando por este motivo fama de lugares peligrosos donde la pendencia y la prostitución estaban a la orden del día. Por regla general, estos ambientes eran despreciados por la sociedad culta, lo que se tradujo en la marginación del arte flamenco a este tipo de ambientes y en que fuera considerado durante años como parte intrínseca de esta marginalidad social.

Gente para entrar en Café Cantante
                Los primeros cafés cantantes comenzaron a implantarse en las principales ciudades de Andalucía y en Madrid a partir del año 1846. Uno de los más antiguos cafés cantantes documentados es el que abrió en Sevilla en 1870 el cantaor Silverio Franconetti tras muchos años de viaje por América. Madrid fue pródiga en establecimientos de este tipo, de los que llegó a haber más de cincuenta cafés cantantes abiertos simultáneamente.

                 A mediados de la década de 1920, los cafés cantantes empezaron a cerrar sus puertas. Los artistas flamencos, algunos de ellos ya de fama internacional, empezaban a ofrecer sus espectáculos en teatros; salas con mejores medios y acústica para las actuaciones y que además alejaban al flamenco del aire marginal que había padecido. El fin de la época de los cafés cantantes  ya  comenzaba.
Concha Peñaranda, más conocida como La Cartagenera, (La Unión, 1850 - ?), fue una cantaora flamenca, figura legendaria de los Cantes de las Minas. Fue uno de los firmes puntales del cante cartagenero y la primera cantaora que haciéndolos alcanzó fama y prestigio en toda la Andalucía de finales del siglo XIX. Lo poco que se sabe de ella procede en su mayor parte de fuentes orales y ha sufrido, como casi toda la información que tiene su origen en la transmisión oral, el enriquecimiento mítico que la imaginación de los transmisores ha ido fabulando con el paso del tiempo. Una copla, principalmente, ha desatado todo tipo de fantasías. Esta es su letra:



Conchita la Peñaranda,
la que canta en el café,
ha perdido la vergüenza
siendo tan mujer de bien.

                Su juventud transcurrió como la de una de tantas muchachas de su época. Fue modista y le gustaba cantar desde bien chica, pero dudó mucho antes de hacerlo en público. Sin embargo, cuando un día se subió, envuelta en un mantón de Manila, al tablao de un café de cante, arrebató al público. Después se enamoró, entregada en cuerpo y alma, a un hombre que la abandonó. Marchó de La Unión y difundió sus coplas por los cafés cantantes de toda Andalucía. En Sevilla conquistó a los buenos aficionados al cante. 
Concha la Cartagenera, no sólo fue uno de los firmes puntales del cante cartagenero, sino que fue una de las mejores cantaoras de su tiempo. Hacía los cantes de Rojo El Alpargatero, al que probablemente conocería cuando el Alpargatero vivía en Almería; pero dominó muchos otros. Sus peteneras fueron famosas. 


Nuestras ensaladas

Domingos de vermuts en la olivera




Os dejamos fotos de algunas  de las personas que han pasado por el Café Cantante como  Falete, José Manuel Soto, Martirio, Olga María Ramos, Clara Montes, Valderrama...
Nuestro pequeño pero gran  escenario de la Casa Museo de la Casa del Folklore


2019, Charo Reina



2018, Cómplices



                                                                        
2017, Nuria Fergó

                                       
                                                         

                      2016, Carmen Linares



2015, Rozalén

                            2014, Carmen París








En 2013 actuó Falete, aquí  os dejamos alguna de las fotos




Clara Montes, en el momento de su                                                                    

     actuación en el Café Cantante.                                                            Amancio Prada

                                           


Martirio en el año 2011



Una gran artista y persona que nos visitó en el Café Cantante del año 2011. 



A ciertas horas de la madrugada

Jose Manuel Soto en el Café Cantante del año 2012, en su actuación y atendiendo a todas las personas que quisieron conocerlo personalmente.




Valderrama en un momento de su actuación.

Recorte de prensa;

JOSÉ MANUEL SOTO, Enamoró y ”Se Dejó Querer” más de dos horas en el escenario

El Maestro del dulce cóctel copla /sevillana / bolero dejó manifiesta su gran afición a Los Toros y presumió de su amistad con los toreros murcianos Pepe Soler y Pepín Líria.

LA PALMA (Cartagena). Viernes, 23 Marzo 2012. Texto.- MATIAS BARCO. Fotos.- TNMurcia.com. Dice una de sus canciones: ¡ Llegaste a Mi, Como Una Luz…!, como una primavera nueva, como un mes de abril, como una luz, como una lluvia en el verano, como agua fresca en el calor, como una sombra en el camino, como una canción……… Y así fue como llegó José Manuel Soto a la diputación de La Palma, en pleno corazón del campo cartagenero. Fue el pasado viernes, 23 de marzo, en la Casa del Folclore, donde este sevillano, nacido en el barrio de Triana, sedujo a las ciento cincuenta privilegiadas almas que pudieron asistir a este singular concierto, que con motivo de las Fiestas Patronales de “Santa Florentina” se celebraba dentro de la programación delCafé Cantante 2012 de La Palma, que organiza el Grupo Folclórico “Ciudad de Cartagena”.Durante dos horas sobre el escenario, José Manuel Soto acompañado de cuatro virtuosos y campechanos músicos, hizo un repaso a su amplio repertorio discográfico, interpretando con su personal aterciopelada voz, con el regusto atesorado con el pasar de los años. Y con el componente añadido de su gracia natural y personal. Cercano y ocurrente estuvo toda la velada…



Programaciones de otros "Cafés Cantantes":